SmartOpenLab

Participación en FabFest17, ¡en Bali!

3 enero, 2023

Por fin en 2022 participamos en un evento global de la Fab Foundation. Además lo hicimos por la puerta grande, asistiendo al Fab17: Bali Fab Fest – Designing Emergent Realities celebrado en Bali, Indonesia, del 12 al 22 de octubre.

Participamos en el evento como asistentes y colaboradores, ya que presentamos tanto un artículo sobre la iniciativa Circular Fab, de la Diputación de Cáceres, como una presentación de nuestro querido fablab.

En el artículo describimos la historia, características de la red, actividades y principales proyectos de la nueva Red Circular Fab. Además durante el evento hicimos una presentación en la que se puso en común con otras iniciativas similares en un formato cercano y participativo. La iniciativa tuvo buena acogida, y solo se presentó una similar en Japón, a cargo de Ryota Kamio, un estupendo maker y urbanista, que también la presentó en formato artículo.

La presentación de nuestro fablab, titulada «Smart Open Lab: history of a community obtaining resources.«, fue impartida a primera hora de la mañana por lo que el público no llegó a 50 personas. La charla fue muy bien recibida y tras ella varias personas preguntaron más detalles. Fue particularmente apreciado el pequeño «tour» por nuestras instalaciones, incluído «The Tunnel of Hell» 👹😁.

El encuentro fue excepcional, no solo por la calidad de las charlas y la variedad de ponentes, sino por la excelente organización y el lugar elegido. La población balinesa es amistosa y hospitalaria, a la par que trabajadores comprometidos. La celebración del congreso tuvo lugar en Jimbaran Hub, lugar de muy reciente construcción que une la arquitectura tradicional balinesa (templos, estatuas y naturaleza) con la definición de espacios públicos más actual (espacio de coworking, fablab, skate park, circuito de BMX…). Dentro del recinto se impartieron todas las charlas, talleres, comidas, rituales, performances…

Una de las particularidades del evento fue la propuesta de retos locales a resolver por grupos internacionales antes y durante el evento. Se lanzó una convocatoria abierta a la que se presentaron más de 100 propuestas, de las que solo 6 fueron financiadas y realizadas. Aunque nosotros no nos habíamos apuntado a ninguno, estuvimos encantados de poder participar en ellos.

En concreto tuvimos la suerte de unirnos al reto «Balon Balon Ijo» de microgeneración de hidrógeno a través de la electrólisis del agua, usando energía solar fotovoltaica. Se formó un grupo multidisciplinar con profesionales de diseño electrónico, mecánico, programación, comunicación, economía… procedentes de Uruguay, Portugal, Francia, España, Alemania, Suiza, Japón, Taiwan, Indonesia, Australia, USA… Un lujazo de equipo, liderado por Cesar Jung-Harada, especialista en proyectos en el medio acuático. Además contabamos con apoyo económico para prototipar una solución rápida, ya invertidos en una buena variedad de dispositivos. Fue un éxito de colaboración, pudiendo probar el funcionamiento del ciclo in-situ y generando materiales para su correcta documentación, como puede verse en su página web con videos y recursos.

Los desarrollos conseguidos dentro de cada reto fueron impresionantes. Hubo reciclaje de plásticos, impulsado por la comunidad de Precious Plastic en Taiwan, hubo reutilización de residuos agrícolas para fabricar abonos y bioplásticos, de mano de la comunidad de FabriAcademy, con personas excepcionales como Adriana Cabrera o Ángela Barbour. Estos últimos fueron los vencedores, unidos a la comunidad de Plastic Exchange, dedicada a la valorización de residuos plásticos de la isla de Bali bajo el lema «Plástico por arroz«; un proyecto con un impacto positivo muy claro promovido Made Janur Yasa, un simpático e incansable creativo y activista balinés.

El congreso fue muy participativo y pudimos conocer a makers de casi todos los rincones del globo. Cercanos, en Fablab Leon, Fab Lab Barcelona, o Green Lab, en Málaga, o muy lejanos, como Fab Lab Perú, Fab Lab Puebla, de la red Fab Lat, Fab Lab Bután. Además asistimos a charlas muy interesantes y cercanas, como la impartida por Eric Pan, fundador de SeeedStudio; o el ingeniero de materiales y «escultor digital» Thomas Duggan; o el científico e inventor humanista Manu Prakash, impulsor de Frugal Science o Foldscope; o Thomas Landarin, fundador de la plataforma de desarrollo de proyectos abiertos JOGL (Just One Giant Lab); o el ingeniero médico Djoko Kuswanto, desarrollador de increíbles pŕotesis y soluciones a medidas para salud; o la sesión online coordinada por el magnífico Neil Gershenfeld, sobre los últimos avances en máquinas que fabrican máquinas dentro de los fablabs; o el panel completo dirigido por Tomas Diez, sobre la iniciativa Fab City. Hubo más de 400 sesiones de charlas y talleres durante los 10 días que duró el evento.

No podemos dejar de recordar que el congreso de celebró en Bali, cautivadora isla de Indonesia muy apreciada por su arte tradicional. Hay gran concentración de negocios de escultura, pintura, muebles, ropas, tatuajes… La variedad, calidad y cantidad de obras es increíble. Prácticamente cada sitio de Bali en el que haya alguna civilización tiene objetos artísticos. Cada casa tiene su templo, aunque sea pequeño; la música y la danza forman parte de su legado histórico y se aprende desde la infancia. El arte balinés es rico en detalles, por lo que cada obra puede observarse a distintas «escalas fractales». La Naturaleza está siempre presente en su arte, tanto como proveedora de material sagrado, como de ejemplo de belleza y divinidad . En los templos balieses la naturaleza es omnipresente y adoran tanto su parte animada (criaturas o plantas) como inanimada (ríos o montañas).

No solo nos quedamos maravillados con la belleza estética de Bali, sino que también nos ha encantado su riqueza filosófica y religiosa. Teniendo una rica mezcla de religiones y cultos, mayoritariamente hinduistas balineses y budistas, basadas en principios de armonía y paz comunitaria que realmente se ven reflejados en la convivencia cotidiana y en la amabilidad de sus lugareños. Estos principios están basados en el Tri Hita Karana, o los tres principios de la felicidad:

  1. Armonía con otros seres humanos.
  2. Armonía con la naturaleza o el medio ambiente.
  3. Armonía con los dioses.

Cada balinés que hemos conocido nos ha transmitido esos principios con su hospitalidad y buen hacer. Es además evidente por el transcurrir cotidiano que son una población religiosa y respetuosa con sus tradiciones, a la vez que innovadora y abierta a nuevos horizontes. Están a la vez cuidando con ofrendas a sus deidades, mientras que aprovechan las oportunidades venidas de fuera. Según su tradición, «Bali da al Mundo», ya que Bali es el centro del Universo, subida en el caparazón de la Gran Tortuga que navega el mar infinito….

Una mañana cualquiera de clase de percusión con instrumentos tradicionales para niños en un templo de Ubud.

Después de este maravilloso congreso, estamos deseando que se celebre el siguiente FabFest, que será en Bután en 2023. Esperamos poder asistir y reunirnos otra vez con la maravillosa comunidad global.

¡Hay tantas cosas que aprender y compartir!

Posted in

SmartOpenLab

probando
X